Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

LA PELIRROJA

LA PELIRROJA

Las cosas nos iban mal. Rematadamente mal. Y el colmo fue el desajuste de la venda en los ojos, en aquél hotel. Entre la seda, la vislumbré por vez primera. Era pelirroja. Al contrario de mi esposanovia, pues en mi cabeza así la denominaba, desde que habíamos vuelto a retomar la relación. Bueno: Cada uno se suicida a su manera y no diré nada que cuestione ése punto.
La pelirroja era un regalo de Marga, tal fantasiosa en el sexo y tan ansiosa en que yo le perteneciese de nuevo. Había urdido la sorpresa, supongo por todo el trabajo mal hecho, exorcizar sus pecados y sumirme en la felicidad más absoluta. Ya habíamos hecho intentonas de buscar regalitos con el deseo de otros cuerpos. No respondía a una necesidad, sino a la consciente actuación de ver que la vida se desintegraba alrededor. Mi última relación la había devastado de adentro afuera; llevándola desde la ansiedad a la desesperación. Pero aquella venda en aquella gran cama no cumplía su función, pues las veía tocánd…

Entradas más recientes

HETARIA

TORZUDECES

UNA TRAMPA

LA VILLA DE LOS DOS NIÑOS

FIRME LIBERTAD

AZOTE

CONSEGUIDOR DEL DIABLO