domingo, 3 de enero de 2010

El primer esquizofrénico



La espesura del bosque no permite que la luz del sol alcance su figura encogida. Tanto mejor para el perseguido. Hay ojos que no deberías saber que están vigilantes, atentos a algún traspiés que te provoque una raíz traviesa que emerge. Camina como lo haría una alimaña culpable, arrastrando los pies sin ocuparse de las huellas que deja tras de sí. Vaga entre el odio y la sorpresa, deseando confundirse con el color sucio de barrizal que molesta sus pasos. Si mimetiza, invisible, nadie le encontrará.


Porque si alguien precisa una venganza, será encima de él que recaerá el peso futuro de la historia. Siglos y siglos de recriminaciones lo empequeñecerán hasta hacer vil su nombre, a golpe de escupitajo.

El sudor impregna su piel como un abrigado manto, hecho de culpas veniales e inocencias mortales. Incómoda la tela invisible que tapona los poros, sin permitir respirar al corazón seco. El hombre que solloza, lo hace desde la base más honda de las entrañas.

Lejanas voces resuenan cada vez más cerca, le erizan el cabello y le provocan temblores. Se murmura a sí mismo, sin oirse siquiera.

“Fue su voz… ¡Me obligó a hacerlo! Quise soportar la tortura incesante que vertía mandatos venenosos en mis oídos. Era imposible arrancar su voz de mi cerebro. Me llenó de ira el dorso de mis ojos. ¡Me los heló con sangre! Maldita sea, no ha sido culpa mía… El guió mi mano mientras ordenaba. No fue jamás mi deseo. Sus aristas se clavaron en mí, fui una piedra proyectada hacia una dirección caprichosa… ¡Anulando mi voluntad! Ahora desgasto mis pies escapando de los remordimientos, llagando mis tobillos desgastados ¡No soy más culpable que un objeto que se manipula para un fin! ¡Ese que desconozco y por el que me juzgaran, eternos los cielos!...”

Las invocaciones, gritadas para elevarlas hacia las copas de los árboles se acercan.

Alguien llama a Abel…
Caín, presa del pánico, palidece y aterroriza su cuerpo.

Se esconde, enterrándose vivo en húmedas y eternas oscuridades.

26 comentarios:

Silencios dijo...

Me has dejado la piel erizada.
" vaga entre el odio y la sorpresa"

Uffff, no me canso de decirlo, ¿dónde compras el recambio de tus plumas?
Magnifico relato

Besos siempre

Daniel Os dijo...

La víctima corre serios peligros de muerte. Me pregunto, sin embargo, si no son más peligrosos los riesgos que toma el verdugo si, para su mal y el de todos, quedara con vida.

Excelente lectura, todo un bofetón para el letargo de las celebraciones findeañeras. Muchas gracias, muchas felicidades.
D.

TORO SALVAJE dijo...

Claro, si Caín fue antecesor nuestro es lógico que el mundo esté como está.
Besos.

merce dijo...

Uuufff, que descripción escritora querida...
...el final sorprendente!!!


Un abrazo grande.

Tereza dijo...

aiii me encanta tu crudeza!
oye te desee felices fiestas? bueno, pues FELICES FIESTAS!

Meiguiña dijo...

Buena forma de iniciar el año, magnifico.

Cain y Abel, tan presentes aun hoy en dia en esta sociedad.

Bicos meigos

fonsilleda dijo...

A veces llega a dar pena este Caín tan humano, tan nosotros mismos.
Siempre justificándose, siempre laméntándose, siempre echando la culpa a otros. Siempre como nosotros.
Relato estupendo, como no puede ser de otra manera.
Bicos

Eterno dijo...

Es tan excepcional el final que me quedo sin palabras, casi olvidado todo lo leido anteriormente.
Saludos ETERNOS.

Domingo dijo...

Todos llevamos un Caín y un Abel dentro. Forma parte de nuestra dualidad como seres humanos. Manejarlos con equilibrio y mesura, sin que el uno devore al otro, es clave para (con)vivir en sociedad.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Y no somos todos un poquito así...??

Saludos y un abrazo enorme.

Espero que hayas tenido un estupendo comienzo de año.

anna dijo...

Me has dejado sin palabras, a demas mis compañeros han dicho casi todo lo que se podia decir !!

Eres fantastica!!!

Besos y Feliz año.

Chousa da Alcandra dijo...

Quen lle diría ao inventor da historia de Caín e Abel que ía estar tan de actualidade dous milenios despois?.

Bicos dende a Chousa ata a Papelera

Marisa dijo...

Después de ese primer
crimen cometido por
la mano del hermano
muchos son los que siguieron
y siempre hallan la misma
disculpa: yo no quería hacerlo.
Pero lo hizo y la pena es
que lo siguen haciendo.

Un estupendo relato como todos a los que nos tienes acostumbrados.

Besiños

rapanuy dijo...

De los hijos de Caín se escribió esta canción: “La Biblia cuenta una historia, que un dios terrible dictó, el drama de dos hermanos el justo y el traidor. Abel mezquino y cobarde siervo de su señor. Caín que no entró en el juego y que se rebelo…”
Diferentes caras de la misma moneda.

Un relato estupendo.

la viajera mas lenta dijo...

Una de las grandes metáforas de lo que hemos sido, somos y si no espabilamos seremos...Has descrito maravillosamente esta cruda realidad, la que pone ese algo en la garganta que te impide tragar...a lo mejor es la pena, tan humana.

Gracias por tu relato conmovedor.

Un fuerte abrazo

Meiguiña dijo...

En este dia de inocencia y presentes, en mi pequeño rincon meigo, esta Meiga y no los Reyes Magos han dejado algo para ti.

Maxia e bicos meigos

Robërto Loigar dijo...

Caín es un personaje interasante, todavía los psiquiatras y mis vecinas lo estudian.
Eso me inspiró para escribir un pequeño post el 11 de Nov pasado
"Cronología de mi sentencia"

Abrazos al por mayor :)

Mercedes dijo...

Con el año nuevo, retomo las buenas costumbres de leerte, y encuentro un relato certero y afilado. Bien. Fantástico.

Feliz 2010, Lasosita, y sigue deleitándonos este año con la magia de tu literatura.

Un abrazo!

PD.-¿...Y si la esquizofrenia no fuera una enfermedad?

Elen dijo...

Querida Susi:
Antes que nada deja que te felicite el año nuevo!. No se porque tengo la intuición de que va a ser especial para ti (Te lo deseo de todo corazón)
En cuanto al texto... ¿Que decir que no te haya dicho ya mil veces?... Cada día escribes mejor. Ya sabes que soy incapaz de sustraerme a entrar en cada una de tus letras. Describes tan bien las sensaciones!!. Ojalá algún dia el mundo se vea liberado de tantos Caines que "sin querer" matar, lo siguen haciendo
Besitos mil, Hadita Rubia!!

Sir Bran dijo...

El primer esquizofrénico... ya veo que hay que irse muy atrás para encontrarlo, pero eso no es lo preocupante, porque lo es mucho más pensar que habrán surgido muchísimos más de esas mismas tinieblas, y con esas mismas características... y con esas mismas razones.
Siempre hubo muchos más subconscientes que ordenan el mal, que conscientes que ordenan el bien.
Pero la humanidad sigue adelante.
Es fantástico dejarse tomar de la mano por tus relatos, y disfrutar de la mirada aleatoria de los escaparates del mundo, a la que siempre nos instas.
Un besiño.

María dijo...

Gracias por tu bonito y conmovedor relato, me has dejado un poco sin respiración.

Un besito.

marea@ dijo...

Nuestros antepasados... tela.... pero siempre me pregunto lo mismo... por qué una persona que padece algún problema psiquiátrico, en la mayoría de los casos les da por hacer cosas no gratas... o ser violentos.... por qué coño no les da por hacer el bien, por amar exageradamente a la gente, por pintar de colores el mundo.... en fin... (que charla, ¿no?).... un beso, aún cuerdo.

Mercedes dijo...

Uno siempre se pregunta hasta qué punto somos culpables de nuestras acciones, las buenas y las malas, cuánto de lastre llevamos con nosotros; pero no deberíamos preguntarnos cuánta de la culpa es nuestra. Así nos va, siempre buscanso excusas, siempre justificando nuestros errores con los de los demás.
Buen relato.
Saludos.

cuentapasos dijo...

Siempre me resulta muy confortante leer tu prosa y tus cuentos. Son como el agua fresca que se bebe a borbotones que nutre y ayuda para el resto del camino.
Gracias por compartir
Saludos

Redactor dijo...

En este relato se navega.
Aunque la enfermedad sea así de ilógica.
Bien llevado el peso del argumento.
Saludos

Clo dijo...

que busque la noche, los árboles, las sombras,.... no puede esconderse de sí mismo...