Hiroshima.






Mientras, la lluvia negra impregnaba nuestros cabellos y hombros, llenando todo el horizonte de funestos presagios. Dudábamos sobrevivir, incluso no era un deseo, seguros de que la muerte daría descanso a la escucha de llantos y lamentos, a la visión insoportable de cuerpos masacrados, sobre los que pisábamos en nuestra larga marcha e incierta en su fin. Desconocíamos, incluso ilesos, que seríamos apartados de los sanos por miedo al contagio de una radiación que nos convirtió en malditos.



Una gran montaña de humo espeso intentaba alcanzar el cielo con su expansión. Como si quisiera cegar el ojo de un dios al que habían burlado.


Un niño sollozaba, clamando súplicas, mientras perseguía a una mujer que le había llevado de la mano el último trecho, hasta que ella se dio cuenta que aquél no era su hijo...

Así de pequeños éramos, así parecíamos, exiliados de una vida que habia desaparecido con el primer clamor de la bomba explosiva, caminando hacia no sabíamos dónde, sujetos al hilo de lo incierto.












Comentarios

Fernando ha dicho que…
¡Terrible! enorme tragedia. Que no se pueda repetir esa barbaridad, ni tampoco los bombardeos masivos de Bremen en el que perecían abrsados cientos de miles de familias. Que la Navidad nos traiga mejores perspectivas para los próximos años, en los que estaremos sufriendo la posibilidad de un repetición de estas barbaridades. ¡Que los políticos del mudo acaben con la amenaza nuclear!. Un saludo cordial.
Lasosita ha dicho que…
Un saludo, Fernando!

Me encontraba yo leyendo a Masuji Ibuse, que cuando Japón entró en la Segunda Guerra Mundial, sirvió en las unidades de propaganda y vivió el fin de la guerra y la devastación de Hiroshima en su pueblo natal. "Kuroi ame" fue su obra más reconocida.

Y éste pequeño apunte rápido, ha sido una recreación sobre el comienzo condensado de la misma.

Una tragedia que no deja de ser amenaza.
TORO SALVAJE ha dicho que…
Eso es.
Una amenaza latente.
Podrían volar el mundo en cuestión de segundos.
Que locos los humanos.
Merecemos extinguirnos (después de que yo muera eh...)

Besos.
Lasosita ha dicho que…
Buenos días, Toro Salvaje.

La energía nuclear nació con la clara finalidad militar.
Estados Unidos, país que lanzó la bomba atómica se convirtió en el más entusiasta publicista del uso de ella para generar electricidad.
Claro, se vendió con " fines pacíficos".

El principal argumento mencionado en ese momento fue el reducido costo económico de producir este tipo de electricidad, algo que el tiempo ha demostrado que es una falacia.



Un saludo!
Marisa ha dicho que…
Que no se olvide nunca
Hiroshima,para que no
se repita nunca jamás.
Ojalá que tu apunte rápido
y muchos como el tuyo
despierten conciencias.

Un abrazo muy fuerte.
Sir Bran ha dicho que…
La bomba atómica, el gran poder de tenerla ya es un verdadero handicap para ciertos paises, y eso manteniéndola latente. De usarla prefiero no hablar, porque hasta el momento sólo Japón puede hacerlo.
Toda su historia cambió cuando un simple B-29 sobrevoló el país para dejar sobre ella una enorme destrucción. Los propios tripulantes del "enola gay" la bautizaron como "litle boy"... pero de pequeña no tenía nada más que ese sobrenombre.
Es una historia terrible que todavía está eliminando vida.
Por tanto lo que cuentas es demoledor referído a los que lo vivieron en presente, pero hoy es un pasado que todavía mancha el futuro.
Como siempre, arden los asuntos trasmundanos... en tus letras.
(por una vez se me ha hecho corto y me he quedado con ganas de más).
Besiños
La sonrisa de Hiperión ha dicho que…
Cuando el mundo se vuelve loco... Que quieres que hagamos los pobres mortales, si ya vivir es difícil.

Saludos y un abrazo
Lasosita ha dicho que…
Marisa, pues parece que estamos girando entre la distracción
" obligada o voluntaria " y el olvido.

Y ha sucedido ayer, como quien dice...

Los humanos no parece que vivamos lo suficiente para aprender de la historia reciente.
( Creo que repito esto con demasiada frecuencia )

Abrazos, querida Marisa!
Lasosita ha dicho que…
Sir Bran, pues sí...
En minutos, una columna de humo color gris-morado con un corazón de fuego (a una temperatura aproximada de 4000º C) se convirtió en un gigantesco “hongo atómico” de poco más de un kilómetro de altura. Uno de los tripulantes de “Enola Gay” describió la visión que tuvo de ese momento, acerca del lugar que acaban de bombardear: “parecía como si la lava cubriera toda la ciudad”.



Y en cuanto a mi pequeño apunte, que me alegro te haya parecido corto ( Por fin!!), comentarte que es distinto quedarse en datos y cifras, impersonales al fin y al cabo; que pararse en cada persona, en como lo vivieron una y cada familia, desde ese momento hasta su muerte.

Quería acercar la mirada de la gente que menciono, como ejemplo de todas las demás, mostrando el punto de inflexión irreversible que sufrieron sus vidas.

Un biquiño, Sire!
Lasosita ha dicho que…
Vivir es díficil? no... DIFICILÍSIMO!!

Lo mejor sería tener y sufrir pocos o ningún ataque de locura, Antonio ( Sonrisa de Hiperión )pero eso... todavía más complicado que lo mencionado.


Saludiños y un abrazo!
Daniel Os ha dicho que…
Todavía hoy, cuando no quedan dudas sobre la desproporción del ataque con respecto a la capacidad de defensa del objetivo, escuchamos voces "pacifistas" justificando que la Guerra del Japón habría sido tan larga y sangrienta que gracias a Hiroshima y Nagasaki se pudo acabar.

¡Qué especie la humana!

D.
Lasosita ha dicho que…
Daniel,
alegaron que el uso de la bomba atómica ayudó a salvar miles de vidas, mismas que se hubieran perdido si la guerra hubiera continuado durante más tiempo. Otro argumento fue que los alemanes estaban desarrollando una bomba atómica que hubiera sido usada contra los aliados, si éstos no se hubieran adelantado a usarla en contra de Japón. También dijeron que las bombas atacaron exclusivamente blancos militares.

Diplomacia militar...

Saludos y gracias por el comentario!
Camino a Gaia ha dicho que…
Con todo lo terrible que supuso para el mundo la bomba atómica, nos queda algo que puede ser mas demoledor: no haber aprendido nada.
merce ha dicho que…
Una terrible tragedia y todavía con la amenaza nuclear en el aire...

Como dice Camino a gaia, lo peor es no haber aprendido nada.


Un abrazo grande querida Susi.
fonsilleda ha dicho que…
Terrible, terrorífico. Y mi pregunta perpetua ¿aprenderá el género humano alguna vez?.
Bicos.
Domingo ha dicho que…
Aún me parece increíble que algo así pudiera ocurrir en este mismo planeta en el que estoy yo ahora. Nací 38 años después de aquella barbarie, pero luego he tenido oportunidad de leer alguna de la ingente literatura que trata de explicar las raíces y consecuencias de aquel acto de maldad y crueldad insólitas, y a día de hoy sigo sin encontrarle explicación. Quizá es que no la tenga.
Alatriste ha dicho que…
Una tragedia que no creo que podamos ni imaginarnos. Tuvo que ser un verdadero infierno y tú como siempre, sabes relatarlo de maravilla. Pobres víctimas. Pobre mundo. Esperemos que la historia no se repita jamás. Un abrazo, niña.
sue ha dicho que…
Muy fuerte, casi no puedo leerlo hasta el final.
Lasosita ha dicho que…
Camino a Gaia,

Gracias por dejar la huella de tu paso por mis letras. Tienes mucha razón en lo que dices.

Saludos.



Merce, tanto hemos avanzado tecnológicamente y tan poco en humanidad, que incluso algún pais ha mentido sobre la existencia de estas armas nucleares, en su propio beneficio. ¿Verdad?

Biquiños, estimada amiga!


Veremos, Fonsilleda, si tu perpetua pregunta es contestada con la respuesta adecuada.

Votemos por pertenecer al "género humano racional" y no solamente al
"irracional"

Un abrazo, o dos.
Lasosita ha dicho que…
Creo, que ninguna clase de lectura, ni historia, periodística, novela, ensayo, etc
pueda justificar o encontrar explicación posible, Domingo...

Un abrazo y gracias por venir a visitarme!


Capitán, una verdadera tragedia lo que he intentado reflejar.
También una verdadera amistad la
que siento cuando dejas tus palabras.

Besos, Alatriste!
josealfonso martínez ha dicho que…
Creo que dejé un comentario por aquí, ya no estoy seguro de nada.

Je.

Un beso, no obstante.
Mercedes ha dicho que…
Explicado por ti, nos llega de manera mucho más profunda. No estaría mal que lo leyera todo el mundo, para apreciar tu arte y estar también más concienciados.

Un beso, Lasosita!
jordim ha dicho que…
uf.. qué dureza...
Mario ha dicho que…
Madremía... que derrame de no imaginación. De sí dureza.
Leerte es sinónimo de dolor. De realidad. De cotidianidad. Tal como sucede cada vez que abres El País por cualquier página.

Saludos.
cuentapasos ha dicho que…
Exquisito relato, conmovedor como siempre, iluminador solo para aquellos que así lo pretendan, inquisidor con la historia como debería ser cualquier ser humano que se precie de serlo
Saludos
marea@ ha dicho que…
Estremecedor... se demuestra claramente que el hombre es el mayor depredador que existe.... encima se cree inteligente....

un beso y felices fiestas ... Marea@
Juan Escribano Valero ha dicho que…
Hola Sosita: A un cuando en mi blog he dejado una felicitación general para todo el que entre en él, con los amigos quiero de forma individualizada expresarles mi deseo de que el espíritu de Amor que nos nace en Navidad sea una constante en vuestras vidas y en la de aquellos a quienes améis.
De todo corazón te deseo MUCHAS FELICIDAD y que cantes muchos villancicos
¿porque te haces llamar la Sosita? estoy seguro que de eso nada. Bueno en estos días no pensemos en catastrofes nucleares solo en el Amor.
Un fraternal abrazo
Chousa da Alcandra ha dicho que…
Eu tamén me fago esa pregunta recurrente que outros expresan nos seus comentarios, no senso de que se a humanidade aprenderá dos seus tremendos erros. A tenor dos acontecementos embárganme as dudas; pero aínda así faise preciso rememoralos deste xeito para non sucedan Nunca Máis.

Un bico dende a Chousa

Entradas populares