jueves, 23 de julio de 2009

Chocando piezas.







-No! Escúchenme!!Por favor! Qué quieren de mí?… esto es un error! Se han confundido de persona!

Mi garganta no emite ningún sonido, enmudece, paralizada ante el terror y la sorpresa. Las máquinas no cesan de entrechocar sus piezas, traqueteando con sus metálicas voces alarmistas.

- Eh! Escuchen… por favor! no saben quién soy… eh!!!
No soy yo!!

- Cállate!....Cállate!!!

Algo duro me golpea en la oscuridad. El dolor es lacerante, agudo y perpetuo; jamás me abandonará. Mis músculos han sido derrotados al fin por la tensión y la inmovilidad. Giro mi cabeza, huída imposible de la torturadora claridad, cubriéndola con mis brazos; ante otros golpes que se unen al destino del primero, heridas de defensa dirán los forenses. Oigo voces airadas, agrestes, rotas, crueles en sus tonos. Apenas han abierto la trampilla de ventilación, pero no consigo distinguir nada más que la luz cegadora de una linterna. Amenazante y cumplidora, consciente de su poder. Con su ojo único transforma los míos en pequeñísimos pliegues asustados al igual que pichones de papiroflexia, acobardados, encogidos. Inservibles para el fin que están diseñados. Avanza hiriendo igual que una espada con el filo agudo y cortante. Han arrojado algo hacia mí con violencia, con desprecio, con escupitajo sonoro.

Cuando creo que estoy preparado para articular soflamas nacientes desde el fondo de mi garganta, vistiéndolas con sonido para lograr que sean escuchadas, se apaga el foco sin preguntas y continúo sintiéndome cobaya humana despreciable. En el interior de mi cabeza sigo hablando :

- Es cuestión de dinero, verdad?... VERDAD?? Lo tendrán, lo tendrán…!!

Continuaría diciéndoles que si la excusa es la ideológica, hasta eso les doy. Y mucho más, hasta me inmolaría en pleno Cielo, para darles el gustazo de ver deshacerse en leves fibras las plumíferas alas de los arcángeles. Les daría todo, hasta mi Sindrome de Estocolmo añadido, mi ingreso en sus filas, mis manos para matar a otros, mi servilismo más denigrante, mi esclavitud, mi voz, mi silencio, mi ceguera ante la justicia mentirosa; todo a cambio de mi supervivencia, que me han arrebatado al reducirme en esta prisión infrahumana, cercado en el olor fétido de mis propios excrementos.

Hacía quizás dos horas, que se había apagado la bombilla, que ahora es mi reloj imparable. Yo estaba contando lentamente, números burlones que se mueven ante las sombras deslumbradas que perviven en el interior de mis pupilas, porque no tengo prisa en ver morir la luminosidad artificiosa, porque todo lo tengo hecho o si no…
¿ que más da?

Contaba: así controlo el tiempo que pasa inexorable más sin segundero. Me pregunto qué segundos son eternos y qué horas son comprimidas cuando me pierdo entre las negras tinieblas grafíticas de mis pensamientos.
Alla ván… cuarenta y algo ( siete ), cuarenta y menos algo
( siete – equis ), cuarenta y menos ( siete-equis- algo más ), signo negativo junto con otro de igual signo… y de repente, zás!!

Adiós, bye,bye, sin luz, sin referencias, sin el contorno de mi cuerpo, sin tozuda sequedad de lagrimales. Hasta mi sombra ha huido. Recuerdo que escapó en el momento del secuestro, no llegó a entrar en la furgoneta dónde me sedaron para iniciar un viaje del cual no sé si retornaré. Se esfuma otro día, anunciando mi noche y mi ocaso particular repentino, muchísimo más rápido y veloz que en los crepúsculos caribeños. El sol cae en agonía rápida, con metástasis fulminante. Sin infusión de morfina. Eso, sí, envuelto en bellísimos colores. Lástima guardiana de carestía en sus vaivenes de vivos coloridos, mutantes, vívidos.

El ruido no cesa… sé que no cesará jamás; si se hiciera el silencio, mi cabeza continuaría trabajando en lo que sea que se ocupan los engranajes que transforman mi celda en un torbellino eterno.

Me rodean la incuestionable oscuridad-claridad de la lámpara desnuda que pende del techo ( eufemismo radical y demagógico ), además de un cubo para mis necesidades fisiológicas, y un calendario con hojas arrugadas y casi ilegibles que cayó desde esa trampilla, que forma la abovedada cúpula de este cubículo infecto. Me falta el aire…

Tranquilízate, Jose, conseguirás salir adelante, de alguna forma o de otra. No sostengas tu propio miedo.

Aparto de mi cuerpo la tembladera, tratando de recomponerme. Quizás alguien me está mirando, y ante este pensamiento absurdo, me sonrío sin querer, sin sentir el menor atisbo de doblamiento facial adecuado. Me alivio de llorar hacia dentro, empapando mi piel interna, membrana decrépita y adelgazada en contacto íntimo con la rabia, coraje, impotencia.

- Cabrones! Venid aquí abajo y matadme de una puta vez! Cobardes!!

Y grito. Mucho y en abundancia, igual que los temporales de lluvia y viento en alardes de poderosa fuerza climática. Todo lo que doy. Grito hasta reventar mis propios oídos, ahogándome en la sequedad misma de mis sollozos…






52 comentarios:

Tereza dijo...

Y al final ofrecemos y entregamos todo para sobrevivir. Asi pasa. Felicidades x tu blog.

Sofía dijo...

que bien narrado está :) significa bastante en muchos casos.

re: es cierto que es bien feo no reconocerse en el espejo. ahora gracias a otro peinado me siento más a gusto conmigo misma :), sigo con flequillo-

joselop44 dijo...

Muy buen relato. Has transmitido a la perfección la angustia que siente el protagonista.
Un abrazo.

Elen dijo...

Que angustiosa esa sensación del encierro involuntario, la falta de referencias para atarse a la vida, para mantener la consciencia...
...Y ese grito que desgarra hasta el aire por el que circula... pero grito que libera, al fín al cabo...
Que gusto leerte niña!!
Besucos mil.

anna dijo...

UFFF, casi me quedo sin respiracion para llegar al final. Genial que forma de describir, de relatar, que angustia he sentido, parecia que era yo misma la humillada, la encerrada, dentro de alli, la que me gritaba, la que le faltaba el aire....!!!

MAGNIFICA entrada !!!!

Un abrazo corazon

Zoso dijo...

http://berteolate.blogspot.com/

El blog que Mirtha lee antes de todos sus almuerzos aunque no pruebe bocado!

http://berteolate.blogspot.com/

josealfonsomartínez dijo...

Cualquiera dirían que te han secuestrado en tu propia claustrofobia... ¿Estuviste dentro del despertador y en mala hora coincidiste, habitándolo, con el momento en que sonó su alarma? ¿Lo acalló alguien con resaca...? ¿No tuviste tiempo de salir?...?

Un abrazo.

Alberto dijo...

Ojalá que a ese ser secuestrado vengan pronto a rescatarle, seguro que así será, que tendrá gente que le busca. Y entre tanto, a no perder la esperanza hecha latidos de cuentas.
Feliz día, guapa.
Un beso.

Danilo Parte, alias, Martín iconli Mon dijo...

fresco

Albino dijo...

Has escrito una especie de thriller y de relato psicológico. Solamente necesitas un buen guionista y seguro que lo filmará Spielberg o si le das mas violencia, Brian de Palma.
Enhorabuena, paisana, porque lo hiciste muy bien.
Un beso

Lady Hefziba dijo...

Tus cuentos, siempre con muchos sentimientos y emociones de los personajes!

El suspenso me hace sentir rara...

besotes amiga!

Lasosita dijo...

Tereza,

Sí, sometidos a tortura e indefensión, daríamos todo...

Saludos!!


Sofía,

trata de seguir contenta contigo misma, eres especial, Ilusión!



Josélop,

Gracias por llegar al protagonista y a su angustia, con sólo leer...

Abrazo de vuelta!

Lasosita dijo...

Elen,

Gracias por tus comentarios, tus palabras me dan muchísima energía!

Biquiños, y espero que estés pasando un estupendo verano!!


Anna,

corazón, si dejas de respirar... te vas a perder unos días fabulosos!!

;) Me encanta encontrarte por aquí!



Zoso, gracias por dejar tu huella.

Lasosita dijo...

Joséalfonsomartínez,


;) ... hablaré en presencia de un abogado o de un hipnotizador!

Un abrazo!


Alberto,

Debemos guardar la esperanza, es la única forma de resistir!

Felices días y un beso!



Danilo...,

En una sola palabra, has hecho feliz a esta modesta escribiente.

Gracias por pasar y comentar!

Lasosita dijo...

Albino,

Pues tendré que revisar mi agenda,...

;)

Biquiños gallegos!


Lady Hefziba,

como siempre, tus comentarios se llenan de energías positivas!

Abrazo, N.!

€_r_i_K dijo...

Muy bueno, angustiosamente bueno!!!


Abrazos....

Sir Bran dijo...

La situación me ha dejado introducirme en el relato, y no esperaba menos de ti... al escribir generas la atmósfera, y al leerte se respira esa atmósfera.
Si hablas de indefensión me siento indefenso, y si hablas de secuestro me siento secuestrado.
Excelente la impotencia que despliegas, cuando una sedación te anula algunos miedos, y te permite ir hacia los colores de la semi-inconsciencia.
Como siempre estás dotoda de un crisol donde palabras de toda índole aprenden a casarse entre ellas, dando lugar a escritos muy ricos en léxico.
Eso dirían los forenses, síntomas de lucha, con muchas vertientes literarias.
Un besiño.

VICENTE dijo...

Como siempre....GENIAL.
Todos los que te leén esta´de acuerdo conmigo. Nos metes dentro de tus relatos y nos haces adictos a ellos.
Es muy bueno .

ESPERO TU NOVELA IMPACIENTE

Mercedes dijo...

Jo, tu relato me enganchó desde el principio hasta el final...¡Es buenísimo!

Un saludo!

Lasosita dijo...

€rik,

Gracias amigo!

Saludos sin angustia!!



Sir Bran,

( ...en un rincón especial )

Ante tí, no tengo necesidad de protegerme... gracias!!!

Lasosita dijo...

Mercedes,

Me alegro que te haya gustado. Enganchar no es fácil, de ello dan fe algunos libros que tengo comenzados y que nunca terminaré!

Biquiños!

Lasosita dijo...

VICENTE,

Serás el "primerísimo"...

cuentapasos dijo...

Exquisita entrada, eres una buena compañía, en este difícil camino de abrir los ojos cada día
Gracias por compartir tu literatura
Saludos

TORO SALVAJE dijo...

Qué angustia!!!

Me ha entrado un desasosiego terrible. Lo peor es que hay quien habrá pasado por algo así.

Tremendo.

Besos.

Marisa dijo...

La angustia física y psicológica
que se genera en el personaje,para no sostener su propio miedo,hace que se cree un clima en torno a él
que se traslada al lector.

Excelente Susi.
Esperando verte.

Un fuerte abrazo.

Lasosita dijo...

Cuentapasos,

sin duda, tú también!

Abrazos!



Toro Salvaje,

Si, por desgracia sabemos que es una situación límite que han sufrido algunos seres humanos. Tristemente, dolores infringidos por otros... también mal llamados "humanos".


Abrazos... gracias por visitarme!

Lasosita dijo...

Marisa,

El personaje espera poder soportarlo... y en esa idea fija, gira y gira...

Un abrazo para la espera!!

Meiguiña dijo...

Tengo algo para ti en mi rincón meigo.

Me has tenigo en vilo todo el relato, que angustia mi niña.


Bicos meigos

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

hermoso! me atrapó el relato...

Deep Loving Feelings dijo...

Muy buena entrada. Muy bien ralatada.
Un beso grande3

Martín

josealfonsomartínez dijo...

En tanto actualizas, te dejo ésto:
Lo lamento. Desde el enlace http://inesdecuevas.blogspot.com
me -dicen más o menos- que les caigo bien y me regalan reconocimiento. Blog de Oro.
Al mismo tiempo me piden que lo entregue a otros cuatro blogs, que deberán de hacer lo mismo. Yo lo he extendido a seis en vez de a cuatro, porque si no, no sería yo.
A lo que se entiende, debes de lucir el "distintivo" en tu blog, y "pasarlo a tu discreción".
Puedes retirarlo en mi espacio, en la barra de la derecha, por encima del comentario que hago al respecto.
Un beso.

Lasosita dijo...

Meiguinha,

Ya no sé como agradecerte los mimos que me das!
He colocado los premios y regalos en la parte de abajo de mi blog, por una cuestión de espacio y para que no haya diferentes jerarquías entre ellos.

Son valiosos y apreciadísimos todos y cada uno de ellos.
Allí están, para animarme!!

Espero que esas benditas vacaciones te sean enormemente positivas!

Recibe un gran abrazo, amiga!!

Lasosita dijo...

Otra vez a viajar al olvido;

Encantada de haberte " enganchado"!

Saludos!


Martín,

Bienvenido tu comentario y tu presencia.
He ido a visitarte.

Saludiños, economista con letras!

Lasosita dijo...

Josealfonsomartínez,

Gracias por la primera parte...
y gracias por la segunda!

Seguro que te han otorgado el premio " Blog de Oro " no solamente porque les caigas bien, sino porque escribes estupendo, con una gran veta de humor y a veces, de sarcasmo...

Me ha emocionado que me lo otorgaras!

Besotes!!

Deep Loving Feelings dijo...

Gracias por tu gran comentario!!!
Admito que tuve que releer un par de veces lo de tu foto en mi mosaico, hasta que entendí que significaba!
Gracias, muchas, gracias. Hasta me has sacado una pequeña sonrisa :)

Seguimos en contacto

Martín

Emilio dijo...

Estupenda descripción; te has metido muy bien en la piel del personaje y su angustia y lo has trasmitido con realismo y perfección.

Mis saludos y felicitaciones.

Lucina dijo...

Me dejas pensativa..
Intensa historia,
me recuerda a tristes épocas en mi querida tierra..

Un beso Susi

Sofía dijo...

re: tal cual... encuadres mentales :)

Lasosita dijo...

Deep... Martín,

Aquí estoy y me alegro por hacerte sonreir!

Abrazoss...



Emilio,

Estupendo que pases por mi blog, donde eres bienvenido, al igual que tus palabras.

Gracias por eso y un saludo afectuoso!

Lasosita dijo...

Lucina,

Es una lástima que tengamos algún recuerdo o evocación sobre las angustiosas escenas que ponen al límite a las personas. Sería mejor ignorar todo el vocabulario relacionado.

Un abrazo, fuerte!




Sofía,

Pequeña Ilusión, tenerte en este espacio es
" cuadrar " mentalmente muchas cosas buenas!!

Besitos!

Alatriste dijo...

He sentido la angustia del personaje, su miedo, su terrible incertidumbre y eso sin duda es mérito tuyo, porque logras meternos en la piel de tus protagonistas. Lo peor de tu historia, es que tiene poco de ficción y narras una situación agónica por la que desgraciadamente, algunos habrán pasado. Se podría hacer una película con este guión y sería buena. Eres una grandísima escritora, amiga y me alegro mucho de estar por aquí con frecuencia. Besos y cuídate.

merce dijo...

...No sostengas tu propio miedo.
Todo...y el final... inmejorable.

Susi, en tu apariencia frágil, transparente, así a simple vista, uno no puede imaginar la fortaleza
que tu posees, pero se puede entreveer a traves de tus relatos mi niña.

Me encantó.

Robërto Loigar dijo...

Desde el principio me asusté...me disponía a derribar la puerta y rescatarte.

Me gustó pasar por aquí.

Lasosita dijo...

Querido Alatriste,

Sabes que estoy feliz de que regreses a mis relatos; hay afinidades que son patentes.

Besos, Capitán!



Merce,

No puedo evitarlo, me gustan los contrastes!!

No hay que dar nada por supuesto, y eso es... las apariencias engañan!

Abrazos, con cariño!



Robërto Loigar,

Siéntete cómodo y bienvenido!

Saludos con descafeinado!

Alatriste dijo...

Hoy no vengo a leerte, perdóname por ello.

Hoy descubrí que una canción puede hacerte llorar, que la música te hace recordar vivencias de tu vida, las cuales, no tienen por qué ser buenas.

Así que como te considero una buena amistad, quise compartir mi herida contigo, con la esperanza de que la carga sea al fin menos pesada para mí.

Perdón por desahogarme en tu hombro, pero descubrí esta canción por casualidad y no quise sentirme solo ante ella, no quise quedarme abandonado en mi mesa del Café.

Un abrazo fuerte.

http://www.youtube.com/watch?v=6J4H_M3Mckg&feature=related

Lasosita dijo...

He sentido frío...
soledad
y por un momento me sentí más pequeña y frágil que dicen que parezco.

Espero que entre los que compartas esta canción, te ayudemos a llevar esa sensación y esa carga...

Y tienes razón, mi amigo Alatriste,
que es fácil llorar con unas letras acompañadas de tanto sentimiento; parte de nosotros que sigue doliendo y sangrando.

Gracias, por recordarme
( es la primera vez que me envían algo tan musical y bonito )

Ahora te digo yo: cuídate, mi Capitán...

Domingo dijo...

Es la primera vez que aterrizo por aquí y en verdad que, leído lo leído, lamento no haberlo hecho mucho antes. Me gusta, me gusta. No será mi última visita, eso desde luego. Seguiré de cerca tus evoluciones como literata, porque esto promete. Un abrazo muy fuerte y hasta la próxima. :)

fonsilleda dijo...

Gracias por visitarme. ¿En serio vives aquí?. Si es así, serías, creo, que la 3ª persona de aquí, conocida y desconocida al mismo tiempo, con la que me tropiezo.
Y doblemente gracias porque, me da la impresión de que los cafés pueden multiplicarse.
EStupendo relato. Agobiante, hasta he sentido el hedor del cubo.
Es cierto lo que dice Albino, daría un buen guión para una de esas películas de moda.
Pero hay una cosa que me choca terriblemente ¿"Lasosita"?.
Bicos.

Lasosita dijo...

Domingo,

Un saludo cálido para tí, que tan buenas palabras me traes desde tu espacio " ME QUEDA LA PALABRA"

Felices vacaciones... hasta la vuelta!



Fonsilleda,

Que bien que dejases lista tu cafetera! Pues sí, estoy en tu misma ciudad, por cuestiones laborales, más que nada, y sin vacaciones...ay! Yo también conozco a algún bloguer@ de por aquí...



Mucha gente me ha preguntado lo de " Lasosita", que forma parte de una historia antigua. Creo que tuvo más razón de ser en otra época, y hoy por hoy, no tiene más valor que el anecdótico. Al no ser... que alguien opine que sigue vigente! ;)
( lo que no me preocuparía en absoluto )!


Besiños y gracias a todos!

Silencios dijo...

Vengo de la mano de Meiguiña y me he quedado impresionada con esté relato.

Te aplaudo, Lasosita.

Mis besos

Meiguiña dijo...

En mi rincón meigo he dejado una pócima de amistad para ti querida amiga, no te olvides de recogerla.

Biquiños

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

vine por mas y no hay, volveré...