Shamán.


Episodio tercero


Bajo el mapa del contorno que siluetea la humedad mohosa del techo, se revuelve inquieto.

Las sábanas no saben dormir, no envuelven con calidez, ni siquiera disimulan su trampa insomne. Una colcha se adormila bajo una gotera tortuosa.
Gira su desesperación, rostro amoratado de livideces alcohólicas y anfetamínicas, dirían

algunos, rostro violáceo de sueños sin soñar y vidas sin vivir, otros.

No puedo volver… ¡Nada me pone lo suficiente! Mis esfuerzos son absurdos, perdidos en la sinrazón.
¡No consigo levantar mi sueño, volar, morir en este mundo para viajar en el tiempo y tornar a verla, en el otro! Parece que estoy en un rigor mortis ascendente desde mis pies hasta mi cabeza. Sé que fue una quimera… pero una quimera ¡tan real…! Sé que es imposible, pero no consigo despegar mi mente de este mundo que me rodea, molesto y tremendo en su impudor.
He invocado a todos los espíritus, al totem que a mi anciano abuelo le servía de
inspiración mientras rogaba con aquellas letanías salmodiosas y monocordes. Es
inútil. Las drogas y brebajes de alcohol con pastillas, con sustancias que no deseo
saber de qué manos han salido, no consiguen el efecto que busco anhelante,
suplicante, doliente tal y como el pueblo que terminó con su hegemonía en este
continente. No es posible que mi cuerpo esté ya tan deteriorado que mi mente no le
obedezca, o quizás es exactamente al revés. Mi cerebro dice basta y mi cuerpo no hace caso, deseando desaparecer en el pasado.
En ese pasado en el que yo debería haber nacido, para estar con ella, para tener la oportunidad de ser un yo nuevo encalado de blanco para rachear con nuevas y brillantes pinturas de colores.
Un futuro que me ha sido cegado en esta vida entre la costura de la delincuencia y denigración. Llora el descendiente del jaguar, que ha compartido ojos con el águila, garras con el puma. Amalgama que le transforma en distintas necesidadesd de existir en los confines de la vida de la mujer en quién piensa.

Llora, y en ese momento, su habitación muda de color, de forma, de oxígeno viciado. Lágrimas que retornan a sus sacos de trasteros inútiles.

Y tiene que agarrar su júbilo para no desconcentrarse. Parte sintiéndose joven y pletórico, un ser siempre sabio dentro de piel tersa. Llega a él vudú, ilusión, coma, insconsciencia. Ve desde una altura de un poco más de un metro unas patas de lobo. Prueba a gruñir, mostrando los dientes que luce desde su más profundo sistema límbico y primario en algunos bares al verse insultado a medianoche.
Está en un paraje boscoso. La presiente. Mujer que deja su olor agridulce con la mezcla de otro hasta ahora desconocido, pero presente desde la primera sangre putrefacta.

Comienza a salir la luna y, en su camino elíptico hacia la cúpula celeste, ilumina un
pequeño claro bajo sus pies. Más fuerte y presente el aroma. Hiede.
El cuerpo del lobo tiembla. Tirita sin poder controlarse, alterado su pulso y la marcha inconstante de su corazón. Una túnica rota, manchada de sangre, tirada como se hace con los vertidos infectos, con las mejillas arañadas, con su pelo extendido como un ala de cuervo sobre la tierra. Violada, forzada, atacada.

Asesinada... muerta.

El lobo aúlla a la luna su dolor. Un grito desesperado que se oye en el bosque y en la ciudad, en el pasado y en el presente, en su garganta y en la del hombre que lloraba sobre un catre de una triste y decrépita pensión.


Quisiera no estar allí. Quisiera volver para vengarse, para vengarla, para asesinar,
matarse, cambiar, regresar. Ojos inyectados en sangre, venas repletas de latidos que desbordan bajo su piel. Prorrumpe a la calle buscando a sus contactos. Cualquiera de ellos, timadores o aliados del diablo. Esos que le huyen porque parece haberse vuelto loco. Grita en medio de las noches, en mitad de sus días, entre los minutos, esquinados gritos en los cuartos de segundos impíos, vocifera que quiere marchar.
Aúlla perdiendo ya todo cometimiento de ser humano. Sin articular sus cuerdas vocales.
Sin lenguaje que no sea el gestual.
Se esfuerza en volver dentro de su cuerpo y adueñarse de nuevo de su cortex humanizado.
El aullido de lobo transmuta en espinoso lamento lanzado en alta voz.
Que tiene cosas que hacer: dice.

-¿Qué cosas, Indio?- le preguntan con sorna.

- Venganza.- Es la respuesta.

- Venganza que descansa en mi brazo, pugnando por surgir, percibiendo que el rostro que debo vengar vive en mis retinas, su sonrisa, su pelo que cubre la noche en la que me quiero perder.

Todo su deseo es regresar. Su ansiedad y desesperación son de tal inmensidad que no encuentra brebaje o pócima que lo llene, que lo traslade. Sus antepasados parece que se han evaporado en leyendas vacías, de un pueblo que fue y que se extinguió, como todas las grandes civilizaciones, al igual que todos los Grandes Pueblos.

Se desplaza con pasos vacilantes e inconexos sus movimientos. Se diría que anda a cuatro patas, su pelo revuelto sobre los ojos animales. Un callejón cualquiera. Una
hora de la noche cualquiera. Una patrulla policial para frente a un hombre tirado en el enlosado gris de la calle. Por su cabello parece un indio piel roja. Por su postura semeja muerto.

Quizás ha encontrado el brebaje.


Quizás sus aullidos recorran el bosque en este momento.


Un indio más, casi el último de una raza de hombres valerosos y mágicos...

Comentarios

Lasosita ha dicho que…
Y este es el final del relato.
Un beso y feliz fin de semana!

(Dedicado a Ángel, al que espero le guste esta último episodio)

...
Gracias!
el mercader ha dicho que…
Gracias por tu relato. Es tan bello como duro. Vivo en un presente muerto, muerto en un pasado que llena vida. El sueño le transporta mas alla de su realidad, le devuelve la casta y el orgullo, la razon de ser, le ata a la vida que no quiere. Y al morir el sueño es capaz de abandonar su presente.
Muchas veces el recuerdo o le dueño de lo que fue, es puntal para intentar cambiar lo que ahora es. ero cuando el pasado es via de escape hacia el presente y el futuro, termina por devorarlo todo. Me haces reflexionar mucho. Me encanta tu relato y tu estilo. Me llegas muy adentro, querida Susi.
He releido tu relato todo seguido. Impreso en papel reposa en mi mesa. Mañana lo volvere a leer. Gracias de verdad y un beso. Y espero que encuentres tus alas y tus garras en tu presente,y con ellas caminar y volar hacia el futuro.
merce ha dicho que…
Me parece un relato apasionante, lleno de textura, color, olor, sobre el tapiz de bosque, verde, húmedo...de la ensoñación. Y el lado oscuro lúgubre de la impotencia.
Tu descripción maravillosa.

Desde aquí, me uno a tí Susi, para enviarle a Angel, un rayo de luz.

Un beso, fué muy agradable estar con vosotros ayer.
pasaxeira ha dicho que…
qué amargo final,muy amargo e hiriente.
Vidas rotas. Finales.
Mantego la esperanza de que en realidad, ha encontrado el brebaje.

Un abrazo y feliz finde.
Alatriste ha dicho que…
Me puse al día con la historia y sólo puede decirte que eres una gran escritora. Me encantó la contundencia del relato y la elocuencia de tus descripciones. Una delicia, amiga. Gracias por entretenerme un buen ratillo y también por felicitarme por mi cumpleaños. Me hizo mucha ilusión verte en mi fiesta. Un beso muy grande y sigue deleitándonos así. Hasta pronto.
Marisa ha dicho que…
Hiciste de una quimera una
composición, una amalgama del
mundo tremendo en el que vivimos
con los lloros del último indio
por convertirse en Shamán.
Unidos pasado y presente en un
excelente relato.
Eres una gran escritora que sabes llegar a los que te leemos.
Me alegré mucho de verte.

Un biquiño.
Lasosita ha dicho que…
Mercader... me he sentido halagada por tus cariñosas palabras. Gracias por leerme con tantísima atención, y pensar que lo has impreso... me he puesto hasta colorada ( por cierto, he subsanado " hegemonía", qué torpeza! )

Ojalá encontremos los dos esas alas y garras para volar, agarrando los futuros!

Un abrazo J...!!
Lasosita ha dicho que…
Vaya que sí! Merce.

Enviemos esa luz...
yo no sé, pero tú eres parte de ella!

Fue una buena idea vernos todos!

Besos!
Lasosita ha dicho que…
Pasajera, perdona por tardar y casi, casi...dejar pasar el finde, que gracias a tu deseo, ha resultado muy agradable.

Siempre me gusta que mantengas la esperanza...porque yo en realidad, busco siempre la salida más positiva!

Saludos en tu caos.
Lasosita ha dicho que…
Capitán... mi capitán Alatriste, feliz de sentirme una más en tu fiesta de cumpleaños y poder verte de cerca.
Que me digas que te has recreado mientras te perdías en mis letras ( uf... tres grandes entradas), me hacen admirarte más!

;)

Felicidades de nuevo...!!!

Recuerdas los " bicos y agarimos "?

Pues todos ellos!!
Lasosita ha dicho que…
Marisa querida, si no te hubiese encontrado... sería capaz de pensar que no existías!

Gracias por tu sonrisa frente a las nevadas magdalenas!

Y por compartir alguna niebla...
Albino ha dicho que…
Lei los tres espoisdios de tu relato y me parecen un conjunto magnífico lleno de inspiración y sospencho que tambien de alguna vivencia, porque en todo escritor siempre hay algo que sale, a veces incoscientemente, de lo que es realidad y está ocuilto en su mente.
Sigue adelante y escribe, que es lo tuyo.
Cariños
TORO SALVAJE ha dicho que…
Escribes muy bien.
Realmente muy bien.
Te felicito.

Saludos.
Lasosita ha dicho que…
Orgullosa de conocerle y que haya venido hasta mi modesta papelera.
Un gran honor...

Sus palabras son como un viento de ánimo para continuar aporreando el teclado!
Debo decir que, aunque es cierto que "todo escritor deja un rastro de tinta", me temo que soy la antítesis de los rasgos más evidentes de mi personaje... aunque tengamos otros ocultos comunes...( pero muy, muy ocultos )

Gracias de nuevo, ha sido emocionante visitar su blog!
Lasosita ha dicho que…
Toro Salvaje:

Me alegro que te haya gustado mi relato, recibe un saludo y hasta pronto!
Lasosita ha dicho que…
Toro Salvaje:

Me alegro que te haya gustado mi relato, recibe un saludo y hasta pronto!
Meiguiña ha dicho que…
Como siempre es un placer visitar tu papelera aunque tengo que decirte que hoy me he perdido un buen rato en ella leyendo los tres episodios.

Es un relato duro pero me encanta.

Sigue así, eres una grandisima escritora.

Hoy no te envío un biquiño o te mereces un enorme besazo.
Meiguiña ha dicho que…
En mi rincón he dejado algo para ti guapa y hoy mas que nunca te los mereces.

Bicos
Malena ha dicho que…
Los he vuelto a leer los tres y me parecen un gran relato en el que el mundo real se da la mano con el de los sueños o pesadillas del protagonista.

Un alma que quiere huir de un cuerpo que no desea, de un mundo que le priva de volver a sus raices, de volcar su sed de venganza para ser otra vez libre.

Enhorabuena. Ha sido un placer leerte.

Besos y rosas.
Meiguiña ha dicho que…
Querida amiga te mereces los premios tanto o mas que yo.

Me alegra verlos en tu vitrina.

Nunca pierdes o dejes en un baúl o papelera tu manera de escribir.

Biquiños
Lasosita ha dicho que…
Meiguinha... sabes dónde tienes una amiga!

Me han encantado tus premios,
entre otras cosas, porque así tendremos algo en común!

Lo demás; lo intentaré!

Biquiños y unha aperta forte!
Lasosita ha dicho que…
Otra vez a viajar al Olvido...

un título que da para reflexionar, como un relato corto pero lleno de esencia.

Has llegado y te doy la bienvenida!

Saludiños!
Lasosita ha dicho que…
Malena... sí... rosas, que convertirán los anhelos en oportunidades y éstas en presentes vividos!

Ha sido emocionante que me leyeses!

Saludos y libres anhelos!...
Shunyata ha dicho que…
Muy bueno, excelente¡¡¡
Un abrazo que te haga tener una bella semana
Lasosita ha dicho que…
La semana irá marchando, algunas veces lenta y otras... a trompicones!

Feliz resto de semana para tí!

Shunyata, recibe otro abrazo de vuelta !!
jordim ha dicho que…
buen relato, se sigue con interés, y atrapa, que es lo importante.
Lasosita ha dicho que…
Jordim,
una sensación agradable que te haya atrapado mi historia.

Un saludo-!
Lasosita ha dicho que…
Jordim,
una sensación agradable que te haya atrapado mi historia.

Un saludo-!
Alatriste ha dicho que…
Necesito de tu papelera, justamente para dormir en ella. Me cuesta conciliar el sueño últimamente. Me siento regular de ánimo. ¿Me la prestas a ver si me sirve para descansar? Muchos besos.
Lasosita ha dicho que…
Querido Capitán... todos tenemos malos momentos, pero pasan, y yo sé que tú puedes con ellos!

Si te vieses con mis ojos, seguro que te alegrarías y si contemplases el paisaje lluvioso, ventoso y otoñoso que tapiza mis ventanas sentirías que nada vale más que un sol radiante llegado a tiempo!

Todos mis relatos están a tu disposición, Capitán y seguro que alguno soporífero te hará descansar como te mereces!!

;)

Un aniversario reciente que te hace más sabio, Ramón!

Recibe ABRAZOS GIGANTES!

y a dormir....
Shunyata ha dicho que…
Pase a darte las buenas noches y deseo que estes super bien, maja ¡¡¡
un abrazo enorme que te de muchas sonrisas
Lasosita ha dicho que…
Shunyata... a la hora que me mandaste el mensaje, estaba yo con un libro, escapándome de todo!

Hoy, día libre para mí... que espero que sea tan bueno como yo lo deseo del tuyo!

Por cierto... mil sonrisas, guapa!
josealfonsomartínez ha dicho que…
Mi comentario no tiene nada que ver con tu entrada, pero un blog es lugar para compartir cosas. En el mio,
http://callejadelahoguera.blogspot.com
trabajo en las memorias de mi abuelo, fusilado en Córdoba en
1936.
Por otro lado pido tu adhesión, a través de mi blog, a la candidatura de la ciudad de Córdoba como ciudad europea de la cultura 2016. Si no te importa...
Gracias.
josealfonsomartínez ha dicho que…
Creo que nos visitaremos ambos, pues también eres amiga de las letras.
Muy agradecido te quedo por la respuesta a mi descarado mensaje. Para ti mi beso.
Lasosita ha dicho que…
Para tí, José Alfonso, otro beso y una gran bienvenida!!

Graciñas y saludos!
Elen ha dicho que…
Un poso triste para un maravilloso relato, Susi. Como será que siempre me arrastro por tus letras?.
En tu blog me he enterado hace unos días de la muerte de Ángel. Añádele a tu rayito de luz un poco más de luz de mi parte. Espero que le llegue!!

Un beso grande y sentido, amiga, y una vez más te pido perdón por mis ausencias... La vida...
Lasosita ha dicho que…
Hola Elen!

Has visto que conmoción... la partida de Ángel me hizo plantearme lo importantes que sois aún sin conocernos en persona!

Bueno, jamás había tenido el pensamiento de que sucediese con alguien a quien crees cercano y asiduo.
La costumbre se convierte en ley!

Temo parecer sensiblera, pero me da igual. Mandemosle luz!

Y ya que me sincero... a punto estuve de dejarte un mensaje tipo :

" Eh! Escribe algo! Que eres muy feliz, o que esperas el autobús y te llueve, o que, simplemente, que el gato se ha apoderado del ratón del ordenata...!"

Una gran sonrisa de esta amiga!
Agua ha dicho que…
Lasosita primero de todo muchas gracias por estar siempre ahi, me alaga muchisimo que te gusten mis textos porque para mi eres una escritora genial!!

Tus historias, llenas de intriga, de sueños y de durezas te sumergen en un mundo de sueños, lejano y cercano a la vez. Tan cercano que casi al leerte se pueden tocar con los dedos...

El final de la historia ha sido tan bueno como desgarrador...

Un beso enorme!!
Elen ha dicho que…
Yo también me cuestioné lo mismo Susi.
Algunas personas se tornan importantes incluso en la distancia, y en este mundo en el que solo conocemos una parte de quien escribe. La verdad es que agradezco el día en el que Paladín te puso en mi camino.
... Y no dudes en tirarme de las orejas cuando creas que me duermo en los laureles.

Un besote grande.
josealfonsomartínez ha dicho que…
¡Por Dios, qué despiste...! Será porque vengo cansado, tal vez debido a que es tarde, la cuestión es que, después de leer el mensaje que dejaste -te agradezco todas las atenciones- entro en tu papelera dispuesto a contestarte y empaparme del último post que, créetelo, me deja un tanto rebuscón. A la segunda lectura, acabo convencido de que realmente tengo sueño y no consigo concentrarme. A la tercera me digo que soy idiota. Es cuando observo el encabezamiento de tu relato; tercera parte. Entendiéndolo todo y perdonándome, me voy a la cama y mañana te sigo contando.

Por cierto, Susi; lo de mi atrezzo femenino, toda una experiencia sin duda alguna. No hubo más remedio.

Para tí, mi abrazo.
Lasosita ha dicho que…
Pensamientos de Agua, leo tu comentario... ya sabes, los finales son como los principios, algunos felices, otros desgarradores, otros abiertos para dejar opción a quien los lee de sacar su propia conclusión.

A veces ni yo misma lo conozco cuando estoy por el comienzo!

Un abrazo halagador!
Lasosita ha dicho que…
Elen, nunca me atrevería a tirarte de las orejas ni aunque me lo pidieses encarecidamente!

En tal caso... un e.mail o un comentario, bastaría, o no?!!

Y gracias por estar, abrazos gigantes!!
Joel ha dicho que…
Un clásico esperado,matadora de personajes sórdidos,inimitable.
Lasosita ha dicho que…
Joséalfonsomartínez, huy!!
menudo comentario tan chulo y divertido que me has puesto!

Quizás la culpable sea yo, que no he subrayado lo suficiente que era una de las partes ( y vaya! la última, por lo que has destripado el final)
Bueno, espero que aún así te haya gustado hacer el puzle.

Besotes y recomendaciones de buenos sueños!
serpai ha dicho que…
Bello tu blog.Recorro aprendiendo y admirando. las dos cosas sucedieron contigo.SERGIO
Lasosita ha dicho que…
Mi graffitero... hay acusaciones que demandan una reacción... pensaré detenidamente en la conveniencia de sancionarte sin postre...!!

;)

Pero desde el cariño, eh?
Lasosita ha dicho que…
Gracias por recorrer mi papelera y mi lío de papeles.
Si necesitas una visita guiada, estoy por aquí, Sergio!

Un saludo!!

Entradas populares