Shamán.




Episodio segundo.


Era ella.
Podía sentir su respiración, el movimiento de sus pestañas, el aleteo de sus manos.
El transparente halo que la envolvía.Tal y como la contemplaba ahora, sabía, igual que se sabe que después de la lluvia se van las nubes, que presenciaba lo más cercano a la idea de mujer con la que alguna vez pudo haber soñado de adolescente. Ya con más edad, con más cicatrices y decisiones erradas,erráticas y paranoicas, había olvidado aquella idealización, dándola por perdido e incluso, por mentira o fruto de su imaginación. Conoció entonces su nombre, su pasado, su presente, sus sueños, sus temores.
El susurro de su sonrisa, el sabor de sus lágrimas, el amanecer en su pecho.



De repente se vio arrancado de su visión, ya casi poética y esclavista de la imagen de
la joven. Oyó una voz en su cabeza que le hizo dudar de su cordura, si alguna vez la añorase para
encontrarla más allá de sus muelas del juicio.



Un agente de policía le obligaba a levantarse, tirando de su brazo sin miramientos.


-¡ Eh, tú, "colgao" !¡¡ Marchando de aquí rápidamente!!Al final parezco el basurero
del barrio, recogiendo estos restos que semejan cadáveres, todavía respirando de
milagro...

El indio no puede contenerse y vomita sobre las botas de la autoridad.






No hay trabajo una vez más. La fábrica ha decidido cerrar sus puertas, negando la entrada a la salvación de los seres que quisieran aferrarse a una esperanza. Sus amaneceres son pañuelos de
color rojo que se van diluyendo en la calentura del cigarro que consume. En aquella calle, en esa casa, en este lecho, piensa en la muchacha.
Lania... la que llena de luz...

. Qué hermoso nombre para un ideal! Se le ocurre que desea volver a verla. Que no hay nada fuera de aquellas paredes húmedas y descascarilladas que le interese más que tocar su pelo a distancia.

Cierra los párpados con toda la fuerza que le resta.
Su cuerpo enflaquecido, sus defensas rotas, su enfermedad silente
y atenta a cualquier exceso, incluso para él, que terminaría devorando
con pómulos tirantes y chupados como sus antepasados, orgullosos ellos,
lo hacían con la Pipa de la Paz.
Otra vez comienza su viaje, sus visiones que le elevan a una dignidad
que por sí mismo jamás obtuvo ni mereció.
Esta vez la naturaleza se confunde y le otorga alas enormes, hermosísimas.
Bate y se remueve con el viento, cruzando un río, un valle, un bosque.
Laten sus alas, con el impulso de la libertad desconocida,
de las fuerzas de una deriva que lo abandona.

No reconoce el árbol donde se posan sus poderosas garras.
Un sonido rítmico y machacón hace eco en las rocas que rodean
el campamento.
Danzantes giran y se rodean a sí mismos, levantando polvo del suelo.
Inundan sus propias figuras que parecen tan transportadas de sí
como él mismo lo está en este momento.
Un ritual.
Un poblado indio.
Un shaman en el pasado.

Busca, pero sin esperanza alguna. Pero la encuentra.
Un hombre la mira fijo.

Está perdida entre la gente, como una gota de resina,
brillo de faz anónima que solamente se repara en ella
si se la busca a propósito.

Sabiendo lo que se busca.

Algo que nunca le sucediera al descendiente de los altivos indios,
señores y amos espirituales de la naturaleza de sus almas.
Observa el baile frenético, invocación de dioses y favores.

Alejador de desgracias. Atraedor de buenaventuras.

De las semillas con potencial de emerger en las condiciones más adversas.
Floreciendo en medio de rocas, de los espinosos arbustos,
de la crueldad del calor, de la muerte que conllevan los fríos.
Invocan.
Absorta con el espectáculo, sus labios se abren relajados,
sus mejillas se ruborizan con los pasos de los danzantes ,
la sonrisa de sus ojos brilla al igual que lo hace el jirón herido
que inicia el día.
La mira y se siente feliz. Extiende sus alas y saluda al cielo,
sintiéndose recompensado por primera vez en muchos años.


Ahora puede volver a caer en el colchón con lamparones,
bajo una capa de pintura que cae sobre él como las estalagtitas
se descuelgan desde el techo de una cueva.
Perdiendo sus alas y sus garras,
su poderío a cambio de otra visión que recordar...
( Continuará con el tercero y último...)

Comentarios

Lasosita ha dicho que…
El formato me ha fallado de nuevo.
De todas formas, disculpas y buen fin de semana!
Marisa ha dicho que…
Susi, sería que me he enfrascado en el relato que no he visto fallo ninguno en el formato.
Que formidable narración.
"El shamán buscando a Lania para
llenarse de luz".
Me alegra que la encontrase.

Todos debiéramos tener una Lania
en casos de emergencia.

Moitos biquiños.
VICENTE ha dicho que…
El contenido es lo realmente alucinante, intrigante e intenso. Por eso el formato, por esta vez creo que te lo perdonaran todos.
Lo que no se si seremos capaces de aguantar, es las ganas de leer la tercera y última parte.
Besos y como siempre, FELICIDADES
mara-mara ha dicho que…
El poder de tu imaginación es realmente contagiosa! haces de tu relatar una escena llena de detalles y de emociones.
Del formato ni te preocupes, preocupate de tus lectores sedientos de ese tercer y último episodio.

Besines!
el mercader ha dicho que…
Ahhhh, el formato... es como el callejon oscuro. Lo importante es el sueño. Y es muy bello. Sueño , que nos da alas y nos transporta a pasado y futuro. Lo que podria ser nos da fuerzas para sostener lo que es. Es el suño que nos mantiene y nos orienta. Es Lania... es el aave de grandes alas, es el mundo de lo posible, . Pasado y mañana, recuerdos y sueños, de la mano, aguantan el armazon del hoy que se derrumba. Hay mañana. Y eso permite que lo diferente sea posible. Bellisimo relato. Preciosamente escrito. Un placer leerte. Un oasis. Solo puedo decir gracias. Un beso muy fuerte
Angel ha dicho que…
Sumamente interesante cada detalle, cada emoción...

Seguimos. Un saludo
Lasosita ha dicho que…
Marisa tu idea es muy esperanzadora, no sólo para mi protagonista ... tener una esperanza y una nueva oportunidad... o sentir que la puedes llegar a tener ya es una razón para ser feliz!

Bueno ya sabes, amiga, muchos bicos y un gran abrazo!!

(Nos vemos dónde siempre!!)
Lasosita ha dicho que…
" Fue entre tu cuello y tu pelo
enredando el largo ocaso,
que encontré un hueco
para besarte!"


Otro beso, Vicente!

Gracias... como siempre.
Lasosita ha dicho que…
De imaginación estamos altísimas... verdad? nada mejor que encontrar refugio en historias y cuentos, Mara-mara!

Me alegro de que se contagie!

Besos, (... contagiosos )!!
Lasosita ha dicho que…
Mercader, tus frases han sido perfectas para alegrar esta papelera en la que voy almacenando folios; una tendencia un poco peligrosa para el orden.

Te envío una sonrisa, para aguantar todos los armazones que se pueden derrumban pese a que luchemos y negociemos con futuros inciertos...

( Gracias por salir del anonimato... es un regalo que te agradezco y que abrazo con mucha emoción !!!)
Lasosita ha dicho que…
Un abrazo para tí, Ángel!

Seguidor de detalles...

Otro abrazo para Xoco!

( Vosotros sí que sois interesantes...)!!
merce ha dicho que…
Susi, ese intenso poder de un hermoso sueño, como la mas real de las vivencias.

Deliciosamente escrito.

Un beso y espero verte pronto!!!
Malena ha dicho que…
Hola Susi. Vengo a leerte y saber como sigue la historia. La he leído un par de veces porque no quería perderme ningún detalle que fuera de importancia.

Es curioso como hasta dentro de una situación que se presenta ante nosotros con total desaliento, como puede ser una pérdida de trabajo, nuestra alma sigue luchando para conservar nuestros sueños. ¿Qué seríamos sin ellos? ¿En qué despojo nos convertiríamos?

Sigo tu historia, Susi, porque a pesar de todo, está llena de magia y de esperanza.

Un beso muy grande.
Elen ha dicho que…
Como siempre Susi, la espera mereció la pena. Tiene un fascinante poder que me hace introducirme en cada uno de tus relatos. He volado sobre las nubes y en encontrado a Lania... de tu mano llegaré siempre a cada lugar que me siguieras
Un besote grandoteeee y me quedo a la espera de la tercera parte.

(por cierto... el formato!! argghh.. cuanto he luchado con él, hasta que descubrí como hacerle trampas.. jijiji... Si redactas el texto en Word, cuando lo pegues en la ventana de entrada elimina el formato (un icono con una goma en la parte superior). Verás que no te vuelve a dar problemas)
marta ha dicho que…
¡Me perdí el primero!
Cuando me quite historia de encima, le haré un buen repasón a tu blog, y te comentaré como es debido.

Un beso MUYGRANDE, que comiences una buena semana :)
Lasosita ha dicho que…
Merce, los sueños... cuánta verdad poseen! Al fin y al cabo son trozos de nuestro subconscientes mezclados con otros de nuestra vivencia diaria y de lo que somos...

Un abrazo próximo!
Lasosita ha dicho que…
Muchas gracias, Malena
por leer mi historia y ver en ella un atisbo de esperanza y sueño para el protagonista, tan desprotegido ante sus propios errores a los que se suma la fatalidad que nos sabe tocar a todos!

Besos detallosos!
Lasosita ha dicho que…
Tu mensaje es del todo agradable, Elen!

Y tu recomendación sobre el formato, un buen apunte para ésta torpe tecleadora...

Gracias por lo uno y lo otro!!

Un gran beso y una buena semana!!
Lasosita ha dicho que…
Qué dulzura ... pero no dejes Historia por leerme, o por lo menos... sin tenerla preparada!

Un honor para mí, que me mezcles con cosas tan importantes!
;)

Una buenísima semana, Marta
y otros GRANDES BESOS!!
el mercader ha dicho que…
Pasaba por tu cuarto magico para leerte y simplemente me ha apetecido dejarte un beso y un abrazo
Meiguiña ha dicho que…
Valió la pena esperar y como nos tienes acostumbrados, no nos has decepcionado.

Una historia realmente preciosa ¡que hariamos sin el poder de los sueños!

Pasate por mi rinconcito, hay algo para ti.

Un bico guapa
pasajera ha dicho que…
como nos envuelves...

me encanta cuando a pesar de todo se abandona al viaje
"Laten sus alas, con el impulso de la libertad desconocida"...uf, esto me encanta

Un fuerte abrazo!
Lasosita ha dicho que…
Mercader... que estupenda nota!

Un abrazo, amigo viajero!
Lasosita ha dicho que…
Meiguiña... uf, que estupendo regalo que pases por aquí, dejando tu presencia, siempre tan entrañable...

Un beso. Todo un honor!
Lasosita ha dicho que…
Pasajera... cuando hablamos de libertad nos perdemos!!

Un abrazo y un beso!
jordim ha dicho que…
buen relato.
Agua ha dicho que…
Pues yo estaba tan metida en la historia que no me he dado cuenta de que el formato estaba mal!!! tienes una imaginación tremenda! siempre deberiamos perseguir nuestros sueños, costase lo que costase...un beso preciosa!
Lasosita ha dicho que…
Jordim, a veces, dos palabras sí son todo un relato.

Iré a conocerte, si te parece...

Saludos.



-Agua:
una persona que no persigue o ignora sus sueños... es que carece de algo, y eso mismo le impedirá tener ilusiones!


Refrescante amiga... un beso!
Shunyata ha dicho que…
Oye pq dices adios Angel??
que ha pasado a Angel y a Xoco???
no me digas que ha pasado algo???
jolin.. me has dejado algo preocupada....
yo venia a darte un beso nicotinoso....
un abrazo amiga , gracias por tus palabras, cuando quieras cazar hadas, sera un placerte tenerte en nuestro pais de hadas
Lasosita ha dicho que…
Shunyata...

http://www.blog-grupoimco.com/
Shunyata ha dicho que…
Me he quedado de una piedra tia...
que fuerte... se me ha puesto el cuerpo fatal, joder¡¡¡¡
como me he quedado ... te lo juro...
entiendo que no tengas palabras, yo tampoco las tengo...
Lasosita ha dicho que…
Gracias por compartir esta oscura noticia conmigo, Shunyata...

Y todo parece tan poco importante ante estas situaciones!

Compartimos.
CANTACLARO ha dicho que…
He disfrutado el relato y me gusta la forma que usas para describir.

Abrazos,

Ana Lucía

.
Joel ha dicho que…
Increíble.

Entradas populares