jueves, 16 de abril de 2009

Real y presente.





El silencio.
*******************************************




El silencio es un retrato. Un lienzo blanco dónde se esconde un dibujo, un simulacro aparente, tras punteados de los que debes alejarte para vislumbrar
algo con lo que no contabas.
Una brecha abierta a cuchillo hacia otra realidad.
Al igual que los sueños, que solamente asoman cuando te pierdes en la oscuridad.
Para obtener la visión correcta… No basta la distancia recomendada, es necesario dejar transcurrir torturantes horas, días, tal vez semanas o incluso meses.
Tanto da el tamaño de los calendarios.
Eternos.


El silencio es recorrer un cuarto cuyas luces han muerto.
Obliga a tender las manos al frente, mientras las dudas sobre cada paso tropiezan. Ceguera, insensibilidad extrema y alterable. Temerás no escuchar
mientras la escucha se agudiza, aún topando contra el muro,
ése que el tiempo otorga
cuerpo y fortaleza, con el que haces cálculos jamás exactos, a partir del instante en que nació y el presente.
Una simple resta._ Una suma.+

Abriendo una gran caja de la que se desconoce el contenido.

(Mis dedos todavía sobran, ábacos piadosos)



El silencio es una herida que se llena de arena, al principio a montones,
luego, con pequeños granos persistentes pero diminutos.
En otros casos, años se acallan con torpe mutismo.


El silencio, además, subraya palabras, escritas o pronunciadas,
las descubre vivas, las transforma en moldes, en esculturas en relieve,
en figuras indestructibles. Lugares a los que puedes volver.
Para encontrarlas de nuevo, para recrearte con ellas, para herirte,
para lamentarlas.

Cierras los párpados para tomar la inflexión exacta del tono, de la circunstancia,
de la ráfaga emocional
por la que viajó hasta nuestros oídos y grabó nuestra mente.
El folio, la pantalla, letras, frases, ahora gigantescas, resaltadas y sobresalientes, transformadas por el infinito de segundos que se agolpan desde ya un pasado; enormes edificios entre los que pasear sin explicaciones.


Los silencios,
Se suceden una y otra vez, a tu pesar, retornas, relees, repasas.
Igual que un mecánico busca el origen de una avería. Intentas encontrar
el sentir dueño de lo que hoy tus ojos recorren de un pasado,
o lo que escuchaste allí, en la esquina de la memoria.

Y cómo, y cúando…


Tus silencios

Los míos.

Por eso, hoy contemplo la muda quietud que te otorga la dimensión
que no me diste.





Real y presente, eres más mío; mientras el silencio
crece y se hace adulto,
tan grande y hermoso que me roba respiración y esperanza.



***********************************************

29 comentarios:

Elen dijo...

Que sabias palabra Susi!!. Nunca me había detenido a pensarlo pero, si, es cierto, los silencios al igual que los sueños, aparecen cuando estamos a oscuras.

"Por eso, hoy contemplo la muda quietud que te otorga la dimensión
que no me diste"

Ay, niña... cuanta verdad en pocas palabras.

Miles de besos.

P.D: Se echaban de menos tus letras..

Lasosita dijo...

Gracias por entender, con tanta complicidad, estas ensoñaciones mías, Elen!

Lo de la pausa... el día a día, que come horas y las traga sin mascar!

Un enorme y sentido abrazo!!

merce dijo...

Susi, se me iba encogiendo el corazón a medida que leia. Que bien expresado.

Hace tiempo, por un doloroso silencio, pinté un cuadro, y lo titulé.

"Descansa tu cabeza en mi regazo, y permite que entre en tu
silencio"

Tan cercano tu sentir Susi !!!

Un abrazo grande.

Marisa dijo...

"Se suceden una y otra vez y buscas el origen".

Susi, podría entresacar de tu texto un montón de reflexiones y en todas ellas expresas como nadie la realidad de los silencios.

Un abrazo fuerte y otro de ayer.
Se te echó de menos.

Lucina dijo...

Que bueno es haberte encontrado,
en este mundo de versos.
Es un placer leerte en este bellísimo y nostálgico escrito.
Un beso

Lasosita dijo...

Nadie como tú, Merce, para plasmar con colores algo tan presente como el silencio cuando se produce.

Ya sabes, te envío el fuerte abrazo que tenemos pendiente!

Lasosita dijo...

Yo también necesito asistir a nuestras tertulias, siento que me falta algo de energía.

Espero tomar el doble cuando suceda la próxima, Marisa!

Dos abrazos, con acuse de recibo!

Lasosita dijo...

También para mí es emocionante pasar por tu " Momento", Lucina!

Has encontrado la nostalgia en éste silencio... aunque he tratado de ocultarlo... se me ha escapado por una esquina rota!

Un saludiño!

Alatriste dijo...

Que no te alcance el silencio. A ti no. Un besazo y cuídate mucho.

pasajera dijo...

que tus palabras no lo encuentren

un beso!

Lasosita dijo...

Querido Capitán,
no olvido que el silencio tiene una parte de bálsamo y puede suavizar agujas...

En su versión más hiriente, que no nos alcance nunca!

Un besazo, Alatriste!

( y ya sabes porqué me cuidaré)

;)

Lasosita dijo...

Mis palabras a veces... incluso lo buscan.

Pasajera, el silencio grita!

Un abrazo con palabras!

Inés (y yo).. dijo...

A veces creo que no hay nada más preñado de voz que el silencio.. (de hecho los gritos más desgarradores provienen de la garganta del silencio)

Dan ganas de abrazar una a una tus palabras, Susi, tienen un baile musical en su interior que me hechiza.

Un besito

mara-mara dijo...

El silencio puede der un montón de palabras que pronunciadas escritas o leidas... al final no dicen nada.
No es el caso de tus letras, que hablann con solo mirarlas. Me encantan los silencios que se esconden tras las palabras.
un beso.

Agua dijo...

Yo si que me he quedado muda y en silencio...porque tus palabras me han enmudecido de tan hermosas que se antojan, de tan ciertas que se pasean frente a mis ojos. El silencio que tan sigiloso es y que tantas cosas dice...Un besito enorme!!!!

Vicente dijo...

Es genial. Te hace falta muy poquito para llegar a quien te lee.
Ternura y sabidurïa , creo que te han descrito de una forma fantästica.
No pares nunca

Alatriste dijo...

¡Hola!
¿Cómo estas?, ¿Cómo va todo?
Me acordé hoy de ti y por eso me perdí un ratito entre tus palabras.
Un abrazo desde mi humilde desván y felicidades por tus escritos. A ver si saco un poco más de tiempo, pues últimamente estoy bastante agobiado, pero ya ves que no me olvido de ti.
Hasta pronto.

marta dijo...

El silencio... a veces es doloroso, ¡y otras tan tierno!

Me encanta, todo lo que escribes me encanta, me gusta muchísimo tu estilo, sigue así :)

Un beso MUYGRANDE.

Lasosita dijo...

Todo un halago lo que me dices, Inés!

Un comentario que es una joya...

Un saludo con sonrisa ;)

Lasosita dijo...

Ciertamente, tras mis palabras, se esconden silencios. Gracias por encontrarlos...

Estoy encantada de que vinieras hasta esta papelera y de tu huella.

Un abrazo, Mara!

Lasosita dijo...

Agua, tu siempre tan maravillosa!

Otro beso para tí!!

Lasosita dijo...

Querido Vicente, gracias por darte, tú también en tus palabras,
TERNURA Y SABIDURÍA.

Y seguiré ... por que sé que puedo contar contigo!

Un gran abrazo, y gracias por alegrar y acompañar mis tardes!!

Lasosita dijo...

Alatriste,
gracias por recordarme.
Me emociona que te decidas a comentarme cuando pasas varias veces por mis letras!

Lo del tiempo... uf, qué complicado, verdad?

Deberíamos parar durante un rato el reloj...

Besos!

Lasosita dijo...

Princesa, tienes un lugar especial entre mis comentarios!

Un besito, Marta!

( Tú también sigue así... con ese blog que es una chulada de cuento)

cuentapasos dijo...

Impecable aporte continua escribiendo que fortalece el alma, pero ante todo continua leyendo eso es imprescindible

Lasosita dijo...

Sabio consejo que pienso seguir, al igual que continuaré Contandopasos...

Un abrazo... y gracias por llenar un poco más mi papelera con tus palabras!!

Lasosita dijo...

Sabio consejo que pienso seguir, al igual que continuaré Contandopasos...

Un abrazo... y gracias por llenar un poco más mi papelera con tus palabras!!

Lady Hefziba dijo...

Lasosita, recordé una canción de Alex Campo que se titula “el sonido del silencio” (que me encanta!) me encanta al leerte en silencio…. El silencio es algo que siempre anhele… sabes? Tengo un amigo bastante silencioso y yo en contra partida soy demasiado charlatana… siempre quise ser como el… silenciosa diciendo mucho… esa es mi meta… me gusta mas el silencio que dice mucho… que los muchos ruidos o palabras que no dicen nada… aqui va parte de la cancion... Feliz sabado!

“El sonido del silencio”
el que no quiero escuchar,
es aquella noche fria,
la que quiero evitar
el sentirme descubierto
cuando el sol me quemará
Para qué seguir riendo,
cuando siento que no estás
para qué quiero los mares,
si mi barco se hundirá
para qué seguir viviendo,
si a lo lejos tú estás.
Que las fuerzas se me agotan,
mi alba está por comenzar
Otro día en silencio
el que acaba de pasar…
Pasa y pasan los minutos
en mi oscura soledad
Soledad que se alimenta
del silencio de tu boca
Esa boca que sonríe,
pronunciando así mi nombre
Aquel nombre que me diste,
diciendo que sí mi amor
Es mi amor que en ti espera
y que siempre esperará,
Es tu amor que me condena
a esta eterna libertad
y aunque pasen mil silencios
Pronto sé que me hablarás…
pronto sé que me hablarás…
El sonido del silencio,
donde sé que escucharás
el susurro de mi canto
y el grito de mi llamar
el llamado de mi alma
pidiendo tu libertad
Yo quiero seguir riendo,
aunque el llanto aquí está,
aunque el barco se me hunda,
sé que yo podré nadar…
la corriente de este río
a tu amor me llevará.
Tú eres mi fortaleza,
mi escudo y mi lanza
Eres todo lo que tengo,
cuando siento que no estás
Eres tú mi compañía
en esta oscura soledad…
Soledad que se alimenta,
del silencio de tu boca…
Vuelve, vuelve el momento
de escucharte en tu silencio

Lasosita dijo...

Preciosa letra, a la que buscaré la música correspondiente.

Lady, puede ser que seas habladora, pero sin duda, no eres " charlatana ", seguro que tus palabras son con sentido y con peso, por no arriesgarme a asegurar que son hermosas y llenas de sentimiento; incluso en tu vida diaria y en los momentos más cotidianos!

Recibe un besazo, y mis agradecimientos...!