Huyendo


Estaba casi dormida, arrullada por el agradable silencio de aquellas horas. Su rincón favorito era su hogar, su sitio, su espacio para encontrarse con su principal afición. Tenía en las manos un volumen no demasiado ajado, grueso, quizás de más de ochocientas pàginas llenas de letras apretadas que parecían empujarse las unas a las otras esforzándose por contar lo que estaba escrito. Atropellándose en sus cuerpos de tintas. Tiraban unas de otras, arrastrando tras de sí hileras rectilíneas de los renglones.

Eran similares a las vías del tren, de esos trenes que evocan la idea de libertad, de huída, de esperanza por alcanzar algo mejor de lo que tenemos cada día. Ella se agarraba al tomo usado y echaba a volar su imaginación, siendo inconsciente de ello hasta el instante en que caía dentro de sí y se reconocía que no había estado allí, que su mundo, exterior e interior había desaparecido dentro de aquellas hojas manchadas de humedad y jalonadas en alguna que otra esquina por las dentelladas hambrientas de los ratones de algún desván. Esos lectores devoradores de libros.

El abandonado palco de música, en otro tiempo dueño total de las tardes vecinales, cuando lo eran, cuando se reconocían, cuando se saludaban con sonrisas, echaba en falta su voz.
Por eso, ella leía en ocasiones en voz alta, parando educadamente en las comas, cerrando las cuerdas vocales en los puntos y dándole un toque de misterio a los puntos suspensivos. Levantaba la vista de vez en cuando para interiorizar mejor alguna frase lapidaria o especial en cuanto a su sensibilidad, queriendo hacerla suya, como si hubiera surgido de su mente, de la reflexión callada que impregnaba y proyectaba desde su pasado.
Recordaba como había llegado hasta allí y una mezcla de angustia y de alivio le convencía que era el mejor sitio y el mejor estilo de vida con que podía optar. Su tranquilidad no valía dinero.

Huyendo.

Comentarios

merce ha dicho que…
Sosita, hileras de renglones, semejantes a las vias del tren, siempre en busca de una libertad anhelada. Me gusta!!!! Un beso
Lasosita ha dicho que…
Me alegro muchísimo, Merce. Gracias de corazón.

Entradas populares