Déjame!!

Déjame colarme en tu vida.
Hazme un hueco en tus rincones.
Una grieta, una brecha, dónde observarte,
una hebra para hilvanar pedazos de tela
y comenzar a tejerte.

Déjame conocer tu interior,
tus sueños,
tus pensamientos,
los más confesables
y los más oscuros que desconoces,
pero que mueven tu maquinaria interna;
el color de tu indiferencia, de tu confianza,
de tu amistad, de tu dolor, de tu sudor...

Déjame y dame la oportunidad de entrever las fibras que forman el telar que sostiene tu universo.
Hazme un rincón en medio de tu desorden,
dentro de ti, para acurrucarme en silencio y abrir lo más posible
los ojos para no perderme nada de todo lo que circula por tu cuerpo.

Poder ver y distinguir los diferentes colores de las cuerdas
que te impulsan y, llegar a conocer el tacto de las lanas
que te abrigan el corazón y la tristeza.

Dame un poco del líquido de tu mirada, esa que derramas sin querer.
Necesito agarrar la soga que me guíe en tus caminos y senderos;
en tus ríos y caudales,
en las corrientes internas de tus actos y decisiones.

Así, pasearlos todos, navegarlos, surcarlos despacio,
deteniéndome en cada detalle, en cada orilla,
en cada vivencia, en cada recuerdo de infancia
esa que se fue y quedó, en cada signo de madurez adulta que descubriste.
Hechos que construyeron el edificio del que quiero ser habitante.

Esos, incluso, que has logrado olvidar.
Yo acariciaré cada uno de ellos, los más queridos y los más temidos,
los desterrados. Con mis manos aliviaré los más penosos,
los que fueron losas para ti y con estas mismas manos,
pintaré de bello colorido los más preciados.

Déjame traspasarte, déjame viajar a esa esquina
que sólo conoces tú, saber a qué habitación acudes
cuando necesitas huir a un refugio seguro;
en la dirección a escapar si las pesadillas
hostigan tus sueños
resurgiendo como monstruos amenazantes.


Yo podría teñirte los colores más oscuros en tonalidades más luminosas,
hacer amanecer el sol en tu interior cada día, pero necesito ayuda, sabes?
tu refugio, tu ocasión, tu oportunidad.

Deja caer cerca de mí una palabra, un gesto, una mirada...
y me sentiré invitada a entrar.


Déjame!!

Comentarios

cristinha ha dicho que…
fermosísimo, fermosísima cada frase. cada palabra.
trasladoume a un "lugar" fermoso,onde un quixera ficar pra sempre.
Lasosita ha dicho que…
Tí tes un don nas mans. Grazas polas túas verbas...
Paladín Sombrío ha dicho que…
Ayer escuché en una película una frase, el dolor y la alegría no son como el agua y el aceite. Me acordé ahora, la alegría de compartir y saber, el dolor de lo que evoca por no tenerlo.
No pares de dejarnos ver estos pedazos de ti, ¿vale? :)
Lasosita ha dicho que…
No es fácil, Paladín. Necesito poner distancias con esos pedazos. Un bico!

Entradas populares